La importancia del saludo

El saludo es un acto de comunicación que se realiza entre personas conocidas o no conocidas, y que suele marcar el principio de un diálogo posterior, que será más o menos extenso. Si alguna vez te has visto en la situación de no saber cómo saludar de la manera más correcta, a la persona que tienes delante, presta atención a este post.

El tipo de saludo varía según el ámbito y el lugar en el que nos encontremos. La formalidad del encuentro o el nivel de confianza y parentesco que exista entre las personas que se van a saludar, hace que sea más o menos correcto el empleo de un determinado saludo. Las costumbres y culturas existentes en los diferentes países, suelen motivar el tipo de saludo a emplear en cada lugar, para no incurrir en una falta de respeto hacia la persona o la cultura del país.

20120610174926-obama-reverencia-ante-emperador
Obama saluda con una reverencia al ex-Emperador de Japón, Akihito.

En líneas generales, el apretón de manos es el saludo más aceptado y utilizado a nivel mundial, pero en determinados países o ámbitos esto puede variar. Por ejemplo, en el sur de continentes como Europa o América, el carácter de sus habitantes hace que el saludo más utilizado sean los besos o el abrazo, incluso entre hombres; quedando el apretón de manos en un segundo plano. Por contra, en los países orientales, la cultura les impide mantener contacto físico alguno y el saludo se basa en una pequeña inclinación de cabeza, como muestra de respeto. Cuánto mayor sea el respeto a mostrar hacia la persona que vamos a saludar, más pronunciada será la inclinación. En los países árabes se suelen dar dos besos cuando el ámbito en el que se encuentran es más familiar, evitando este contacto entre hombres y mujeres.

Si en tu ámbito laboral, acostumbras a relacionarte con gente de diferentes nacionalidades, conviene que estés informado de las distintas culturas y costumbres para no vernos envueltos en situaciones incómodas que puedan poner en riesgo las negociaciones o el propósito que nos hayamos marcado. Dentro del entorno profesional, lo más acertado y correcto es utilizar el apretón de manos como forma de saludo principal.

Para poder hacerlo de la manera más correcta posible, presta atención a estos tres consejos.

Estrechamiento de manos correcto
  1. Nunca extiendas la mano con la palma hacia abajo porque indica superioridad; ni con la palma de la mano hacia arriba porque implica sumisión. Intenta extender la mano en una posición completamente vertical; realizando un apretón de manos firme pero nunca fuerte.
  2. Procura que el brazo se extienda poco más de un ángulo de 45 grados.
  3. Mantén el contacto visual y la sonrisa en todo momento.

Por último y a modo de consejo, si por cualquier motivo, tienes dudas sobre el saludo a emplear en una situación concreta, deja que sea la otra persona la que tome la iniciativa y responde al gesto de la manera más natural posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *